martes, 19 de julio de 2011

Disociar



A lo mejor es mi concepto de lo social, o mi angustia personal, tal vez el deseo de compartir, o la simple necesidad de disfrutar melosos susurros en mi oído, sinceros latidos bajo las yemas de mis dedos, el tacto de los mismos colocando mechones traviesos...
Horas, minutos, segundos, instantes que paso a tu lado, que amenizamos hablando, en nuestro "Cadillac personal", aquel que, aunque tose siempre nos acompaña, allí, en la ladera de Tibidabo, masticando la felicidad, soplando y dejando que estalle, sin recelos a perderla, no contigo aquí. Y no se llorar, no sé si quiero hacerlo, no sé si me excedo en tantas situaciones... ¿Como estar tan a gusto y a la vez ir con pies de plomo a cada cosa que digo? ¿Cómo disimular un cariño tan sincero y tan inocente cuando hablo con "Ella"? ¿Cómo hacerlo, sin ponerle nombre antes?.
Es el apego, el calor, la complementariedad entre dos entes despiertos, curiosos, inquietos, la frialdad en muchos casos, la falta de cariño tangible... No sé si por miedo a probar el fruto de la verdad, o por obviar una posible mentira... Pero tiendo a echarme atrás, es más, tu mirada y la mía se sonríen, y se aceptan, se respetan, se aprecian, se quieren,...
Aun que la mía siga sin saber disociar.

"Saber que alguien te quiere de una forma tan especial implica una gran responsabilidad... Alguien a quien tanto afecta lo que digas o hagas... Es una pasada, ¿No crees?"

~~Trovador de Sueños~~

martes, 17 de mayo de 2011

Cómplices


¡Hola de nuevo, que bien, cuánto tiempo!

Es estupendo que te alegres tú también, que tu mirada corresponda a mi saludo, fulgente, esplendorosa. Te acercas sonriente, me das la mano, la acepto, ¿Te doy un abrazo?.
Andamos, paso a paso, en una noche limpia y nueva, entre chalets, bloques de pisos, descampados y parques vacíos, entre alguna moto que ruge, algún peatón que deambule, algún sentimiento que fluye y fluye, algún pensamiento que hará que se esfume. ¿Es lícito decir que te he echado mucho de menos?.
Un litro de cerveza, una bolsa de pipas y, si hay suerte, un poco de maría. Tras caminar, un banco cualquiera, a ser posible lejos del mundanal ruido, de la avenida principal y, junto con nuestros víveres y el ulular del viento, pasan las horas.
Hablamos de nada y nos contamos todo, hablamos de todo y nos contamos nada; anécdotas, curiosidades, recuerdos, risas, sonrisas, te escucho, me escuchas, tus sentimientos, los míos... Los... ¿Los auténticos?.
Cómplices, si, somos cómplices, aún no íntimos, ni los mejores, pero si cómplices; amistad que, por inexplicable que parezca, y sin hechos que la forjen y sustenten con totalidad, deseas querer, mantener y cuidar para que... Para... ¿Para qué se consolide como tal?.Sin duda me siento genial, tranquilo, seguro y confiado cuando hablo contigo, y me entretiene, me divierte, me llena ver que confías en mí, que confío en ti.
El problema es que no se bien qué dirección me guía... No sé bien la dirección... No sé bien... No sé.
El verdadero problema es que tu no sabes que yo no se.

~~Trovador de Sueños~~

viernes, 7 de enero de 2011

Trece menos uno


Tengo doce minutos, doce, para darle forma a un concepto. Doce pasos de puntillas, doce luces de farolas, doce tonalidades distintas. Quiero dormir doce horas sin desvelarme, hacerme un ovillo, y respirar... Y que sabanas de espuma hagan de mi alma el mar... Y de mi voz el silencio en la profundidad de sus aguas...
Quiero que compongas, con tal solo doce notas, el arpegio que me haga estremecer, enardecer, menguar hasta deshacerme en llantos desgarrados,... Sonreír hasta que mis labios se quiebren,... Hasta perder el sentido, la conciencia, el camino... Hasta palidecer de la felicidad más estúpida, egoísta... Increíble... Y, a la vez, grande, elocuente...
Inclínate frente al piano, comienza en el do central... Puedes subir o bajar, eso me es igual, siempre que las notas me arrastren al fuego, a la desazón, al delirio... A un paisaje introvertido y compartido del que poder escapar... Ese rincón peculiar, personal... Ya sean caricias o golpes, monstruos o princesas... Los que me hagan suspirar...
Pero que llegue, por favor, que llegue ya la persona que le ponga fecha y lugar, nombre y apellidos a mi realidad, que me transmita algo de verdad... Que tras doce meses de vientos silbantes, espejismos, recelos, y un amparo exasperante... Tome las riendas de una pasión que se consume entre mis labios... Que vaga como estrella errante sin color ni horario...

"Quiero volver a amar... ¿Es tan extraño?"


~~Trovador de Sueños~~